Atlas y Calendario de Fiestas del Patrimonio Cultural de Panamá

Bandera InglesaEnglish

Inscríbete como Visitante Frecuente

Ordeño Tradicional


[Desde la tarde anterior se encierra al ternero, es decir, se le separa de su madre para que no le consuma su leche.]

Desde la tarde anterior se encierra al ternero, es decir, se le separa de su madre para que no le consuma su leche.


[Aquí vemos como se amarra a la vaca. Se le lleva al ternero, para que esté tranquila.]

Aquí vemos como se amarra a la vaca. Se le lleva al ternero, para que esté tranquila.


[Luego de maniada, se procede a ordeñar a la vaca.]

Luego de maniada, se procede a ordeñar a la vaca.


[Aquí vemos un acercamiento de la ubre de la vaca.]

Aquí vemos un acercamiento de la ubre de la vaca.


[Una vez lleno el cubo de ordeñar, se trasvasa la lecha a garrafones de metal.]

Una vez lleno el cubo de ordeñar, se trasvasa la lecha a garrafones de metal.


[Al finalizar el ordeño, se le permite al ternero y a la vaca estar juntos. La vaca siempre

Al finalizar el ordeño, se le permite al ternero y a la vaca estar juntos. La vaca siempre "esconde" algo de leche para poder amamantar a su ternero.


Por:

Marino Jaén Espinosa
2013-03-11

Una de las faenas tradicionales del campo que corren el peligro de perderse es el ordeño manual. Mediante esta actividad se extrae la leche de las vacas para el consumo familiar o para su venta.

Para ordeñar hay que seguir ciertos pasos, los cuales inician desde el día anterior a eso de la una o dos de la tarde, cuando se encierra a los terneros, separándolos de sus madres, para que no consuman la leche que será ordeñada a la madrugada siguiente.

La faena de ordeño no es para gente perezosa, ya que el ordeñador tiene que levantarse de madrugada para ordeñar las vacas, generalmente a partir de las cinco de la mañana o hasta un poco antes. El ordeñador debe tener mucha disciplina para hacer su faena siempre a la misma hora. Bajo ninguna circunstancia se debe dejar de ordeñar, sobre todo porque si no se ordeña a la vaca y se suelta al ternero, este beberá demasiada leche, lo que generalmente le provoca una diarrea que puede poner en peligro su vida.

Para ordeñar a la vaca, se le debe amarrar a la cerca del corral y colocar a su ternero bastante cerca, para que la vaca esté tranquila. Es muy importante que la vaca vea que se trata bien a su ternero. Muchos ordeñadores le hablan, le ponen nombre y hasta le cantan a las vacas, para que no estén tensas y, por lo tanto, no escondan la leche. Esto de esconder la leche significa que la vaca, al estar estresada, no produce ni se deja ordeñar la cantidad de leche correspondiente. Por esto mismo, se recomienda que el ordeño sea a la misma hora, por la misma persona a la que la vaca está acostumbrada y que no hayan otras personas cerca, para no incomodar al animal. Esta es la razón por la cual nuestras fotos del ordeño fueron tomadas desde cierta distancia.

Antes de ordeñar, a la vaca se la manea, es decir, se le amarran las patas traseras para que no se mueva ni tampoco vaya a pisar al ordeñador ni mucho menos a patear el cubo de leche, con el riesgo de derramarlo. Es muy importante la higiene durante todo el proceso, por lo que el ordeñador debe lavarse bien las manos y lavar la ubre de la vaca. Esto no solamente se hace para beneficio del humano que tomará la leche, sino también para que la vaca no contraiga una infección en las ubres, lo que provocaría una mastitis y graves pérdidas económicas para el productor. Una vez hecho esto, el ordeñador coloca el cubo bajo las ubres de la vaca y generalmente se sienta en una banqueta para poder manipular cómodamente las ubres de la vaca y que esta sea ordeñada exitosamente.

Luego de que termina el proceso de ordeño, la leche es almacenada en garrafones, que son unos contenedores de metal de un tamaño similar a los tanques de gas. En estos garrafones se transporta la leche a los centros de acopio. Mientras esto ocurre, se suelta a la vaca y se le permite estar junto al ternero para que este mame la leche que la vaca, sabiamente, ha "escondido" para él.

Hace muchos años, era muy común beber la tibia leche recién ordeñada, pues las defensas de los organismos de las personas estaban acostumbradas a eso. Hoy en día, sin embargo, lo más común es que la leche sea hervida o procesada industrialmente antes de ser consumida, ya que las personas no están acostumbradas a beberla recién ordeñada.

Aunque el ordeño tradicional va perdiendo poco a poco terreno ante los procesos de ordeño mecanizado, todavía hay quienes conservan la manera tradicional de realizar esta faena del campo.


Invita a tus amigos a visitarnos




¡Suscríbete a nuestras actualizaciones RSS 2.0!




Novela El Hombre de la Casa


Sancocho de Letras