Atlas y Calendario de Fiestas del Patrimonio Cultural de Panamá

Bandera InglesaEnglish

Inscríbete como Visitante Frecuente

Asando Pepitas de Marañón


[En esta imagen vemos las pepitas de marañón listas para ser asadas.]

En esta imagen vemos las pepitas de marañón listas para ser asadas.


[Para asar las pepas se construye un fogón con tres piedras y se le introduce leña y otros materiales combustibles tales como hojas secas y ramitas.]

Para asar las pepas se construye un fogón con tres piedras y se le introduce leña y otros materiales combustibles tales como hojas secas y ramitas.


[Se toma una pieza de lata y con martillo y clavo se le abren algunos agujeros para que sirva de parrilla.]

Se toma una pieza de lata y con martillo y clavo se le abren algunos agujeros para que sirva de parrilla.


[Con un sombrero viejo se abanica el fogón para darle aire al fuego.]

Con un sombrero viejo se abanica el fogón para darle aire al fuego.


[Las pepas son colocadas sobre la lata y se comienza a asar.]

Las pepas son colocadas sobre la lata y se comienza a asar.


[Después de unos pocos minutos, las pepas comienzan a ponerse oscuras y a despedir un aceite. Este aceite hace que el proceso se acelere.]

Después de unos pocos minutos, las pepas comienzan a ponerse oscuras y a despedir un aceite. Este aceite hace que el proceso se acelere.


[En un momento, la candela se pasa a la parte superior de la lata y se encienden las pepas. Hay que estar atento para sacarlas luego de pocos segundos y que no se quemen.]

En un momento, la candela se pasa a la parte superior de la lata y se encienden las pepas. Hay que estar atento para sacarlas luego de pocos segundos y que no se quemen.


[Para sacar las pepas, se voltea la lata y así las pepas caen en el suelo, si siguen encendidas hay que echarles tierra para apagarlas y que no se quemen.]

Para sacar las pepas, se voltea la lata y así las pepas caen en el suelo, si siguen encendidas hay que echarles tierra para apagarlas y que no se quemen.


[Luego de enfriarse, las pepas son recogidas.]

Luego de enfriarse, las pepas son recogidas.


[Para pelar las pepas se utiliza una piedra de río.]

Para pelar las pepas se utiliza una piedra de río.


[Vista de las pepitas ya peladas. En algunas aún se ven los restos de la membrana interna que las cubre y que debe ser retirada antes de que las pepas sean consumidas.]

Vista de las pepitas ya peladas. En algunas aún se ven los restos de la membrana interna que las cubre y que debe ser retirada antes de que las pepas sean consumidas.


Por:

Marino Jaén Espinosa
2011-04-25

En muchos lugares de nuestro país existe una costumbre que combina la actividad gastronómica con las tradiciones religiosas. Se trata de asar pepitas de marañón. Esta faena se realiza generalmente durante la Cuaresma y la Semana Santa, períodos que coinciden con la temporada de la fruta conocida como marañón.

Desde que entra el verano y se van madurando los marañones, las familias van recogiendo las semillas o pepas de marañón. Cuando se tiene una cantidad considerable y se dispone del tiempo para asarlas, se procede a preparar los elementos necesarios para realizar dicha actividad.

Es necesario construir un fogón con tres piedras. Como combustible, se utiliza leña, preferentemente de nance, que es la mejor. Adicionalmente se le añaden hojas secas y ramitas al fogón, para que la candela pueda encenderse fácilmente.

Sobre el fogón se coloca una plancha de lata, a la cual previamente se le han abierto algunos huecos con martillo y clavo, para que sirva como parrilla pues las pepas no deben colocarse directamente sobre el fuego.

Una vez se tiene el fogón armado, se enciende el fuego y se colocan las pepas sobre la plancha de metal. A los pocos minutos, las pepas, producto del calor, van soltando un aceite y se van poniendo oscuras. Durante este proceso es necesario abanicar la candela, cosa que se hace usualmente con un sombrero viejo, y también hay que revolver las pepas con un palo, para que se vayan asando de forma uniforme. En este punto se va sintiendo un delicioso olor característico a pepita de marañón asada.

Debido al aumento de la temperatura y a la presencia del aceite que mencionábamos anteriormente, llega un momento en que la candela se pasa a la parte de arriba de la plancha y las pepas se encienden. Cuando esto sucede significa que las pepas ya están casi listas. Hay que tener mucho cuidad de no dejar pasar demasiados segundos una vez las pepas se encienden, pues se pueden quemar.

Para sacar las pepas del fuego, lo que se hace es impulsar la plancha con un palo para que esta salga despedida lejos del fogón. Esto hace que las pepas se rieguen en el suelo y se extinga el fuego. Sin embargo, de ser necesario, hay que tirarle tierra a las pepas que aún se mantengan encendidas, pues en caso de no hacerlo, las pepas se quemarán y no servirán para el consumo.

Una vez las pepas se enfrían lo suficiente, son recogidas, generalmente en un sombrero viejo, y son peladas, de manera que la parte interna, cuya consistencia es similar al núcleo de una nuez o de una almendra, quede lista para el consumo.

Para pelar la pepa, es necesario colocarla sobre una superficie dura, tal como un piso de concreto o una tabla, y golpearla con una piedra redonda, de las que se encuentran en los ríos. De esa forma, se va quitando la corteza exterior, usualmente carbonizada, de la pepa. Luego hay que quitarle una membrana o telita delgada que cubre el producto final, el cual es blanco y tiene un sabor agradable. Esto es lo que se llama pepita de marañón y es una delicia gustada por grandes y chicos.

La pepita puede ser usada para otros propósitos, tales como la confección de cocada y conserva, dulces tradicionales panameños. También puede ser vendida en bolsitas como golosina. Además, tiene usos comerciales importantes, como por ejemplo en la gastronomía gourmet, actividad en la que es muy apreciada como sucedáneo de las nueces en postres y comidas de sal.


Invita a tus amigos a visitarnos




¡Suscríbete a nuestras actualizaciones RSS 2.0!




Novela El Hombre de la Casa


Sancocho de Letras