Atlas y Calendario de Fiestas del Patrimonio Cultural de Panamá

Bandera InglesaEnglish

Inscríbete como Visitante Frecuente

Hablemos un Poco sobre las Décimas


[Una niña interpreta una décima cantada, durante un concurso celebrado en Penonomé.]

Una niña interpreta una décima cantada, durante un concurso celebrado en Penonomé.


Por:

Marino Jaén Sánchez
2010-05-19

Las décimas son composiciones que constan de diez versos. Las décimas deben tener rima, métrica y sentido. La rima debe ser de la siguiente forma: Deben rimar los versos uno, cuatro y cinco; los versos dos y tres; los versos seis, siete y diez; y los versos ocho y nueve.

La métrica se refiere a las sílabas de cada verso. Deseamos aclarar que cada verso es una línea. Los versos o líneas son octosílabos, es decir, constan de ocho sílabas. Sin embargo, hay versos que contienen nueve y diez sílabas. Esto es aceptable porque existe la sinalefa. Esta se forma cuando una palabra termina en vocal y la siguiente palabra comienza con vocal, por lo que esas sílabas se cuentan como una sola, poéticamente hablando. Esto depende de los acentos de las vocales involucradas.

También existen líneas o versos que sólo tienen siete sílabas. Esto sucede cuando la última palabra del verso es aguda. Si se compone una décima y uno de los versos termina con una palabra aguda, y el mismo contiene ocho sílabas, el trovador no tendría suficiente tiempo para terminar la línea con elegancia y tendría que cancanear.

En cuanto al sentido, la décima debe mantenerse en el mismo tema. No debe variar, de lo contrario pierde el sentido.

Además de las décimas comunes que acabamos de describir, también existen décimas con características especiales. Estas décimas deben cumplir con las reglas anteriores y además poseen otras características. Los principales casos son:

La décima con redondilla: Esta décima inicia con cuatro versos que son la guía para la terminación de cada pie de décima o estrofa. En esta décima, el último verso del primer pie de décima debe ser idéntico al primer verso de la redondilla. El último verso del segundo pie de décima debe se igual al segundo verso de la redondilla y así sucesivamente. A continuación mostramos un ejemplo:


SANTO DOMINGO, MI CUNA

Santo Domingo, mi cuna,
te adoro con gran fervor,
pueblo noble y peleador,
como Durán y Laguna.

I
Tierra de grandes valores,
en el trabajo y Folclor,
del Istmo son lo mejor,
desde niños a mayores.
Los músicos y cantores,
sin comparación alguna,
ellos son una fortuna,
me lo preguntan a mí,
la tierra donde nací,
Santo Domingo, mi cuna.

II
Con Rincón Grande creciste,
al recibir desplazados,
hombres valientes, osados,
que en tu seno recogiste.
Hace tiempo comprendiste,
tu papel en el folclor,
lo practicas con honor,
y con amor infinito,
por eso desde chiquito,
te adoro con gran fervor.

III
Único pueblo en el mundo,
en donde el Perote existe,
tradición que se reviste,
de un colorido profundo.
El tiempo dura un segundo,
porque todo es esplendor,
con canto, lodo y tambor,
esta fiesta yo la gozo,
de ti me siento orgulloso,
pueblo noble y peleador.

IV
La gracia de tus mujeres,
nos alegra el corazón,
siempre luchan con tesón,
cumpliendo con sus deberes.
En ti yo encuentro placeres,
que no cambio por fortuna,
y las tonadas, una a una,
se escuchan alrededor,
en un pueblo peleador,
como Durán y Laguna.


Existe también la décima de pie forzado. Esta décima tiene la peculiaridad de que todos los pies de décima terminan con el mismo verso. He aquí un ejemplo:


ANI TÚ ERES BONITA

I
Aquella tarde preciosa,
cuando tú viniste al mundo,
sentí un placer tan profundo,
porque te vi bien hermosa.
Sentía no sé que cosa,
al verte tan pequeñita,
débil también enfermita,
ni siquiera te movías,
mi corazón te decía,
Ani tú eres bonita.

II
El doctor muy pensativo,
me dijo no vivirá,
sólo días durará,
en el mundo de los vivos.
Le dije no lo concibo,
que Dios nunca lo permita,
porque salve a la nenita,
Lucy rezó una oración,
hoy canto con emoción,
Ani tú eres bonita.

III
Dos meses te alimentamos,
con ayuda de un gotero,
mi niña no te exagero,
lo mucho que te cuidamos.
Pues jamás te abandonamos,
recordamos tu risita,
y esa dulce miradita,
que me llegó al corazón,
te lo digo con razón,
Ani tú eres bonita.

IV
Son diez años que han pasado,
de aquel acontecimiento,
lo vivo cada momento,
porque nunca lo he olvidado.
A todos nos has gustado,
cariñosa muñequita,
y ya casi señorita,
toda llena de ilusiones,
y con muchas emociones,
Ani tú eres bonita.


Queremos señalar que nuestra décima tiene raíces españolas. Este formato de composición fue creado por el poeta español del Siglo XVI Vicente Espinel, por lo que se le conoce como décima espinela. Muchos países hispanohablantes incorporan décimas espinelas en su folklore. Entre ellos podemos mencionar a Cuba y Puerto Rico. En Panamá, la décima cuando es cantada se le llama mejorana, y tradicionalmente es acompañada por instrumentos de cuerda, tales como la mejoranera (cinco cuerdas) o la bocona (cuatro cuerdas).


Invita a tus amigos a visitarnos




¡Suscríbete a nuestras actualizaciones RSS 2.0!




Novela El Hombre de la Casa


Sancocho de Letras