Atlas y Calendario de Fiestas del Patrimonio Cultural de Panamá

Bandera InglesaEnglish

Inscríbete como Visitante Frecuente

El Bon, Tradición de Semana Santa


[Vista superior de un bon. Se puede apreciar la corona decorativa que luce sobre la corteza rojiza.]

Vista superior de un bon. Se puede apreciar la corona decorativa que luce sobre la corteza rojiza.


[Dentro del bun se pueden ver las pasitas y otras frutas que se le agregan al preparar la masa.]

Dentro del bun se pueden ver las pasitas y otras frutas que se le agregan al preparar la masa.


Por:

Marino Jaén Espinosa
2009-04-12

El bon es un pan muy típico de la comunidad afroantillana en Panamá. Fue precisamente, en la Feria Afroantillana que se celebra todos los años el sábado y domingo de carnaval, en donde mientras degustábamos un bon, tuvimos la oportunidad de conversar con personas conocedoras de esta costumbre. Este reportaje es fruto de lo que nos narraron en aquella ocasión.

El bon se prepara y se come principalmente durante Semana Santa, pues se dice que representa al pan que partió Jesús durante la Ultima Cena. Esta tradición llegó a Panamá proveniente, inicialmente de Inglaterra. Sin embargo, antes de llegar a nuestro istmo, el bon hizo escala en las Antillas que fueron colonizadas por los ingleses, entre ellas Jamaica y Barbados. Como muchas de esas islas estaba deshabitadas como producto de la exterminación de los indígenas por parte de los españoles y luego por los ingleses, muchos esclavos africanos fueron traídos a esas tierras para que se ocuparan del cultivo de la caña de azúcar y otros rubros agrícolas.

Los africanos y sus descendientes, de igual manera que adoptaron el idioma inglés, adoptaron muchas costumbres, entre las que se incluye el bon. Para los tiempos del Canal Francés, llegaron a Panamá muchos jamaiquinos y luego para la terminación del canal, de 1904 a 1914, llegaron muchos otros antillanos, entre ellos barbadienses. Esas personas no sólo aportaron su trabajo a nuestro país, sino que también trajeron costumbres, elementos religiosos, su música y su gastronomía. En esta última categoría figura el bon, cuya escritura refleja la panameñización del vocablo inglés bun, que quiere decir precisamente pan.

Los ingredientes del bun son harina, mantequilla, levadura, frutas cristalizadas, pasitas, canela, vainilla, nuez moscada, queso molido y cáscaras de naranja u otro cítrico. Estos ingredientes dan como resultado un pan semiesférico, como de 6 pulgadas de diámetro y de un peso significativo, que externamente tiene un color café rojizo brillante y parecido a la miel de caña. En la parte superior se le coloca un pedazo de maza en forma de corona o de cualquier otro diseño que el repostero desee, en algunos casos es una cruz. Internamente, el pan tiene un color y consistencia parecidos a los del pan integral. Sobresalen las pasitas y los trozos de fruta, que hacen de cada bocado una experiencia distinta. El sabor no es precisamente dulce, pues parte del atractivo es el punto ligeramente ácido – agridulce dado principalmente por los cítricos.

En Panamá, el bon está fuertemente asociado a la población afroantillana, colectivo al que se le conoce en el habla popular como los chombos y que es un grupo distinto al de los negros coloniales, que viven en el istmo desde los tiempos de los españoles. El bon se da principalmente en lugares como la ciudad de Colón, Río Abajo, Calidonia, El Chorrillo, El Marañón, partes de Juan Díaz, pueblos de las áreas revertidas y en la provincia de Bocas del Toro.


Invita a tus amigos a visitarnos




¡Suscríbete a nuestras actualizaciones RSS 2.0!




Novela El Hombre de la Casa


Sancocho de Letras