Atlas y Calendario de Fiestas del Patrimonio Cultural de Panamá

Bandera InglesaEnglish

Inscríbete como Visitante Frecuente

Artesanías y Floricultura en El Valle de Antón


[Jorge Alberto Santana Sánchez, pintor vallero]

Jorge Alberto Santana Sánchez, pintor vallero


[Una de las plumas que con gran maestría pinta este artista.]

Una de las plumas que con gran maestría pinta este artista.


[El señor Santana también realiza pinturas a mayor escala, como esta guacamaya verde.]

El señor Santana también realiza pinturas a mayor escala, como esta guacamaya verde.


[La señora Lilia Arquiñes es una conocida floricultora de El Valle.]

La señora Lilia Arquiñes es una conocida floricultora de El Valle.


[La señora Lilia tiene su negocio en su residencia y es apoyada por miembros de su familia y personas allegadas.]

La señora Lilia tiene su negocio en su residencia y es apoyada por miembros de su familia y personas allegadas.


Por:

Luis Alberto Camarena B
2008-04-23

Generalmente asociamos a El Valle de Antón con turismo: la India Dormida, las Piedras Pintadas, el Chorro de el Macho, etc. Sin embargo, El Valle cuenta también, entre sus moradores, con personas que a través de diversas actividades conservan tradiciones que han pasado de generación en generación convirtiéndose ya en parte de nuestro patrimonio intangible.

En esta ocasión nos referiremos a dos personas laboriosas de dicha comunidad: Jorge Alberto Santana Sánchez y Doña Lilia Arquiñes.

Jorge Alberto es un tipo especial de artesano. Es pintor de formación. Pinta desde los siete años. Realizó sus estudios primarios en la Escuela La Compañía de El Valle de Antón. Posteriormente se gradúa de Bachiller en Ciencias en el Colegio Ángel María Herrera de Penonomé y más tarde realiza estudios superiores de arte en la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Artísticamente su especialidad consiste en decorar totumas, bateas y plumas de aves con temas que tienen como inspiración los elementos representativos de la comunidad como por ejemplo La India Dormida, y las famosas ranas doradas.

Jorge se dedica también a la talla de madera y a la pintura de murales; todos inspirados en su propio entorno.

Doña Lilia Arquiñes es floricultora. Tiene su negocio en su propia casa y todo es financiado con recursos familiares. Su especialidad son las plantas de follaje como el ginger rojo, el anturio rosado común, el helecho mano de mono, el filodendro trepador y varias clases de crotos.

Su actividad requiere mucho trabajo y dedicación, pero también está llena de satisfacciones, pues recibe con bastante frecuencia visitantes de otros distritos, así como también de otras provincias, especialmente de Panamá y Chiriquí.

Doña Lilia se considera así misma una artesana de la floresta, pues realiza todo el proceso básicamente de manera manual.

Ambos ayudan a conservar dos de las actividades más arraigadas en El Valle: las artesanías y la floricultura, contribuyendo así a garantizar la preservación de sus conocimientos, para beneficio de las futuras generaciones.


Invita a tus amigos a visitarnos




¡Suscríbete a nuestras actualizaciones RSS 2.0!




Novela El Hombre de la Casa


Sancocho de Letras